La cadena estadounidense CNN publicó un reportaje que probaría que un grupo de desertores del Ejército venezolano estuvo detrás del ataque con drones para asesinar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, el pasado mes de agosto.


En una entrevista con el citado medio, el supuesto organizador del atentado, que pidió mantener su anonimato, asegura que el ataque fue preparado en una hacienda alquilada en el campo colombiano. No obstante, afirma que el Gobierno de ese país no estuvo involucrado.

El hombre también admite que podría haber muerto mucha más gente si el magnicidio resultaba exitoso. "Ese fue el riesgo que tuvimos que asumir", dijo. Y luego se justificó: "Hemos tratado por todas las vías pacíficas y democráticas de poner fin a esta tiranía que se disfraza de democracia". "Tenemos amigos presos, torturados. Esta fue una decisión difícil", insistió.

Las imagenes difundidas muestran a los supuestos atacantes con los drones comprados por internet en EEUU y quejándose de las instrucciones en chino. Además se los vé practicando elevarlos lo más alto posible para que no sean detectados y hacerlos bajar en picada para dar en el objetivo.

También se los observa detonar uno a modo de prueba. De acuerdo al relato, luego los desarmaron y las hicieron ingresar de contrabando a territorio venezolano.

Por otro lado, el entrevistado reveló que sostuvo reuniones con funcionarios del Gobierno de EEUU "tres veces luego del ataque". "Querían obtener datos y nosotros pedimos cosas a cambio. Tomaron nota de eso, y preguntamos si podían ayudar. Entonces simplemente se fueron con sus apuntes y nunca más aparecieron", añadió.

Frente a esto, un portavoz del Departamento de Estado estadounidense se limitó a señalar a la cadena norteamericana que la política de su país es "apoyar una transición pacífica en Venezuela", sin hacer mención al supuesto encuentro.

Al conocerse la confesión del supuesto organizador del ataque, el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, recomendó en su cuenta en Twitter ver los videos y testimonios aportados por el atacante.

En el tuit, Arreaza señaló que el reporte de la televisora confirma que "los terroristas fueron protegidos por los gobiernos de Colombia y EEUU".

Más temprano, el embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Samuel Moncada, también hizo alusión a los videos y destacó el carácter irrefutable de las pruebas presentadas por el medio de comunicación, siete meses después del intento de magnicidio.

"El terrorismo es una de 'todas las opciones sobre la mesa' de Trump y [el presidente Iván] Duque. Esta es la guerra por todos los medios posibles. Lo advertimos en julio de 2017", sostuvo el diplomático.


 

Webp.net gifmaker

 

 

DE INTERÉS

OMS reitera a El Salvador su apoyo a lucha contra el tabaco

La jefa de la Secretaría del Convenio Marco de Control de Tabaco, de la Organización…

completo

 

 

HOLA