Rusia rechaza la posibilidad de mantener contactos con el líder opositor venezolano Juan Guaidó, por carecer de autonomía respecto a “otro Estado”.

Vladimir Putin (derecha) apoya al presidente legítimo de Venezuela, Nicolás Maduro.Vladimir Putin (derecha) apoya al presidente legítimo de Venezuela, Nicolás Maduro.


“Nuestro análisis de la situación nos muestra que el señor Guaidó no es un político independiente (…), coordina cada paso que da y recibe la bendición de otro Estado. A este respecto, no admitimos la posibilidad de mantener comunicación con él”, ha dicho este miércoles a la agencia oficial Interfax el director del departamento para América Latina del Ministerio de Exteriores ruso, Alexánder Schetinin.

Por otra parte, el político ruso ha dicho que, a pesar de que Moscú no participará en la conferencia internacional sobre Venezuela prevista para el próximo 7 de febrero en Montevideo (capital de Uruguay), “mantendrá los contactos más cercanos con los participantes” y los organizadores de la cita, para “mantener el dedo en el pulso”.

Las declaraciones de Schetinin siguen la línea respecto a la actual crisis política que vive Venezuela de otros responsables rusos que han rechazado como ilegítimo el autonombramiento del 23 de enero de Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional (AN) —de mayoría opositora y declarada en desacato—, como “presidente interino”.

La autoproclamación del golpista Guaidó ha sido reconocida, no obstante, por una serie de países latinoamericanos y europeos, pero sobre todo por EE.UU., que sigue lanzando amenazas militares contra Venezuela, en consonancia con su aspiración a que el presidente del país, Nicolás Maduro, renuncie al cargo.

“El objetivo de la comunidad internacional debería ser ayudar (a Venezuela) sin entrometerse destructivamente desde fuera de sus fronteras”, dijo ya Schetinin el domingo a Interfax.

Las autoridades venezolanas han asegurado en un sinfín de ocasiones que el apoyo de Washington a Guaidó y sus medidas punitivas contra Maduro son parte del plan golpista que persigue la Administración Trump en el país suramericano.

Desde el autonombramiento de Guaidó, Moscú ha apoyado al Gobierno y al pueblo de Venezuela frente a las injerencias de EE.UU., hasta el punto de bloquear junto a China una declaracón promovida por Washington en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) que daba “apoyo pleno” a la opositora Asamblea Nacional venezolana.

En esta misma línea, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, ha denunciado este mismo miércoles el uso de “métodos de ingeniería política” contra Venezuela.

“Hoy por hoy se aplican contra Venezuela métodos de ingeniería política de un modo activo y descarado”, ha dicho el canciller ruso en un discurso pronunciado ante estudiantes del Instituto de Relaciones Internacionales de Turkmenistán y de la Universidad Internacional de Humanidades y Desarrollo.


 

Webp.net gifmaker

 

 

DE INTERÉS

Piden a nuevo gobierno continuar con actual política de salud

Los logros de la reforma de salud iniciada en 2009, en el primer gobierno del FMLN, deben…

completo

 

 

HOLA