El control de refinerías de varias entidades de México por fuerzas militares federales, y vigilancia de los ductos de Pemex para evitar el robo de gasolina y otros derivados del petróleo, tiene gran repercusión hoy en la población.


Al menos unos cuatro mil efectivos del ejército y la marina y otras fuerzas castrenses, están desplegados en toda la infraestructura de Pemex cumpliendo órdenes expresas del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien insiste que no se cansará en su objetivo de acabar con la corrupción dentro y fuera de Pemex y del gobierno, heredada de anteriores administraciones.

Es posible que la cantidad de uniformados que vigilan todo el proceso de producción y distribución sea aumentada en los próximos días. Hay protestas en algunos estados porque el cambio de distribución de gasolina, en especial mediante pipas, ha afectado el abastecimiento.

Esa situación ha generado una campaña mediática por los adversarios del gobierno los cuales aseguran, sin aportar pruebas, que hay escasez de gasolina, lo cual ha desmentido personalmente López Obrador quien ha reafirmado que hay suficiente combustible en todo el país y que sólo está cambiando la forma de distribución.

Esto último, señaló, debe estabilizarse en las próximas horas y explicó que hay una vigilancia desde las propias instalaciones de Pemex sobre los ductos pues se detectó que aunque los funcionarios de la entidad sabían que estos eran 'ordeñados' los dejaban abiertos, lo cual conduce a que el robo se hacía desde dentro por una mafia muy poderosa.

Se investiga también a jerarcas del sindicato de Petróleos Mexicanos pues se sospecha que tienen un papel importante en el robo que significa más del 10 por ciento de toda la producción de crudo del país y pérdidas al fisco de hasta 60 mil millones de dólares.

Desde el domingo fue abierto el ducto Salamanca-León para comenzar a regularizar el abasto de gasolina, informó el gobernador, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, mientras que el gobernador del estado de México, Alfredo Del Mazo Maza, informó que se reforzó la seguridad, con la presencia de personal del ejército, en todas las terminales de abastecimiento de Pemex.

En un comunicado oficial se indica que el tema de la gasolina se revisa en la reunión de seguridad de la Coordinación Territorial para la Construcción de la Paz, ya que es un asunto que está afectando a diferentes estados del país y en el caso específico del Estado de México, al Valle de Toluca.

Como parte de la estrategia para el combate al 'huachicol' , como se le conoce popularmente al robo de gasolina, el ejército mexicano ocuparon también otras instalaciones afines al sector susceptibles de ser usadas para la sustracción del combustible.

 

Webp.net gifmaker

 

 

DE INTERÉS

Contamos con mejores servicios de salud, afirma el Presidente en foro sobre control del tabaco

El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, aseguró este miércoles que la…

completo

 

 

HOLA