El presidente chino, Xi Jinping, aseguró hoy que la aceptación del principio de una sola China es la base ética y la premisa fundamental para el desarrollo de las relaciones internacionales y diplomáticas con cualquier país.

Presidente de China, Xi Jinping.Presidente de China, Xi Jinping.


'Este punto no se cambia, en él no hay duda, ni se permite ninguna vacilación', afirmó el mandatario en la declaración a la prensa, tras el encuentro sostenido con su homólogo panameño, como parte de la visita a Panamá, que concluye este lunes.

Durante su intervención, Xi se refirió a los temas de interés común debatidos con el presidente panameño Juan Carlos Varela, en la reunión privada, en la que acordaron insistir en el principio de la no intervención en los asuntos internos.

Recordó que, en los años 60 del pasado siglo, el pueblo chino se solidarizó firmemente con el panameño, en su lucha por recuperar la soberanía del canal, posición que no ha variado, pues China respeta la permanente neutralidad de esa ruta interoceánica.

'Dada la alta complementariedad económica entre los dos países, China está dispuesta a trabajar con la parte panameña para promover nuestra cooperación en los terrenos del comercio, inversiones, turismo, infraestructura, finanzas y cultura, entre otros sectores, para proporcionar mayores beneficios para ambos pueblos', aseguró.

Asimismo, convinieron profundizar la coordinación y colaboración en los foros multilaterales de Naciones Unidas, la Organización Mundial del Comercio y el foro China-Celac, para defender los intereses comunes de los países en vía de desarrollo.

'Querer es poder', sentenció Xi, al tiempo que auguró importantes oportunidades históricas y un mejor porvenir en el futuro de las relaciones chino-panameña, gracias a los esfuerzos mancomunados de ambas partes. Varela, por su parte, reiteró el respaldo a la política de una sola China y el rol que juega el mandatario del gigante asiático como líder global en la búsqueda de la paz y la prosperidad.

'Somos un país pequeño, pero digno y soberano, y nuestras relaciones continuarán fortaleciéndose y serán manejadas entre ambos países con transparencia y sin ninguna interferencia', expresó el gobernante istmeño, quien resaltó los beneficios de estas relaciones para los dos pueblos, la región y el mundo.

'Estoy seguro que nuestra agenda común va a avanzar, generando capacidades sociales, empleo, crecimiento e inversiones. Somos países que promovemos la conectividad global y el bien común', subrayó Varela, quien aseguró que esta primera visita de un presidente chino a Panamá marcará un futuro de optimismo, crecimiento y prosperidad.

De igual forma, 'consolidará a nuestro país como el brazo comercial y puerta de entrada de China hacia América Latina', aseveró el jefe del Ejecutivo istmeño, quien anunció la apertura de un consulado en Guangzhou, región del país asiático donde radican la mayoría de los familiares de la comunidad china asentada en el territorio nacional.


 

Webp.net gifmaker

 

 

DE INTERÉS

Asesinatos de elementos de seguridad a la baja

En 2017 se registraron 80 asesinatos de policías, custodios de centros penitenciaros,…

CAMAPAÑA POLVORA

completo

 

 

HOLA