Los demócratas aprovecharon una ola de descontento con el presidente Donald Trump para ganar el martes el control de la Cámara de Representantes, lo que les ofrece la oportunidad de bloquear la agenda del mandatario y poner a su gobierno bajo un intenso escrutinio.

Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.


En las elecciones legislativas de ayer martes, la oposición demócrata obtuvo la mayoría en la Cámara de Representantes, que no tenía desde 2010, mientras que el Partido Republicano del presidente Donald Trump mantuvo su predominio en el Senado, según proyecciones de las cadenas Fox y NBC.

En la Cámara de Representantes, los demócratas se han hecho con 222 escaños (se necesitan 218 para ejercer el control de la institución) y los republicanos con 199.

En el Senado, los republicanos han obtenido 51 escaños (el número exacto necesario para ejercer el control de la cámara) y los demócratas 45 (contando a dos candidatos independientes). Los demócratas han ganado en 21 estados y los republicanos en 25.

Pero para Trump, perder el control del Congreso de que gozaba tras su sorpresivo triunfo de hace dos años, es un revés y complica sus perspectivas para el resto de su mandato.

Con este triunfo, los demócratas podrán no sólo bloquear iniciativas del presidente, sino también investigar sus finanzas y ahondar en la presunta colusión de 2016, entre su equipo de campaña y Rusia, lo que incrementa la posibilidad de que se inicie un proceso de destitución en su contra.

Es muy posible que los demócratas quieran iniciar un juicio político contra Trump, basándose en su gestión presidencial, muy criticada tanto por su política interna como internacional, con medidas como las adoptadas contra la inmigración y el abandono por EEUU de varios acuerdos internacionales.


 

 

 

ANUNCIO FOSALUD

 

 

DE INTERÉS

Muere vendedor baleado en disturbios en Santa Tecla

Las autoridades confirmaron la muerte de un vendedor baleado en los disturbios entre…

 

completo

 

 

HOLA