La República Popular China refutó las acusaciones infundadas hechas por el vicepresidente estadounidense Mike Pence, respecto a temas relacionados con Taiwan, el Mar Meridional de China, derechos humanos y religión.

Portavoz de la cancillería china, Hua Chunying.Portavoz de la cancillería china, Hua Chunying.


Pence pronunció el 4 de octubre un discurso ante un centro de estudios, en el cual dijo que China interfiere en los asuntos internos y elecciones de Estados Unidos e hizo acusaciones contra las políticas interior y exterior de China.

"En el mundo existe una sola China y Taiwan es una parte inalienable del territorio de China", declaró la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Hua Chunying.

Estados Unidos, añadió, no tiene ningún derecho en absoluto a criticar a los países que deciden desarrollar relaciones con China con base en el principio de una sola China.

Las fuerzas a favor de la "independencia de Taiwan" y sus actividades separatistas representan la amenaza más grave a la paz y estabilidad entre ambos lados del estrecho de Taiwan, indicó Hua.

"Exhortamos a Washington a que se adhiera seriamente al principio de una sola China y a lo estipulado en los tres comunicados conjuntos entre China y EEUU, maneje de forma prudente y adecuada las cuestiones relacionadas con Taiwan y trabaje con China para oponerse y contener a las fuerzas independentistas de Taiwan, al tiempo que mantiene en mente el panorama más grande de las relaciones China-Estados Unidos, así como la paz y la estabilidad entre ambos lados del estrecho de Taiwan", dijo la vocera.

Hua también precisó que China tiene la soberanía indiscutible sobre las islas del Mar Meridional de China y sus aguas adyacentes.

Con el despliegue de instalaciones de defensa nacional necesarias en las islas Nansha, que son territorio chino, China está ejerciendo su derecho a la autopreservación y a la autodefensa como un Estado soberano de acuerdo con el derecho internacional, subrayó.

"Eso no tiene nada que ver con la 'militarización'", agregó.

"Pedimos a Washington que deje de provocar problemas y de crear tensiones. EEUU debe respetar los esfuerzos realizados por las partes pertinentes para solucionar el problema a través de la negociación y de la consulta", aseveró Hua.

Además, indicó que el gobierno chino concede suma importancia a la protección y al avance de los derechos humanos y que la gente de los grupos étnicos en China disfruta de total libertad de creencias religiosas de acuerdo con la ley.

El pueblo chino, señaló Hua, tiene una mayor voz sobre la situación de los derechos humanos en China que otros.


 

 

ANUNCIO FOSALUD

 

 

DE INTERÉS

Sancionan a conductores de transporte público por manejar sin licencia

Durante un dispositivo de inspección de unidades del transporte público, la policía de…

 

completo

 

 

HOLA