Países solidarios con Venezuela se han unido al repudio internacional ante el atentado que sufrió el presidente, Nicolás Maduro el pasado sábado 4 de agosto cuando daba una alocución en la avenida Bolívar de Caracas. 


El Gobierno ruso liderado por el presidente Vladímir Putin, emitió un comunicado por medio de su Ministerio de Exteriores, repudiando estas acciones e instó a resolver las diferencias por medio del dialogo, donde impere el entendimiento. 

La misiva destaca: "condenamos enérgicamente un intento de atentado contra el presidente de la República Bolivariana de Venezuela perpetrado el 4 de agosto que provocó siete heridos".

Las autoridades rusas añadieron a su escrito que cualquier disentimiento ideológico se debe resolver "exclusivamente por la vía pacífica y democrática". 

La administración de Turquía, presidida por Recep Tayyip Erdogan, hizo lo propio a través de su Ministerio de Exteriores, aseverando que Turquía está de lado del pueblo y del mandatario venezolano.

El país de Oriente Medio expresó en un escrito que "nos hemos enterado con gran preocupación del atentado dirigido contra el presidente, Nicolás Maduro, su mujer, su hijo, miembros del Gobierno y autoridades militares. Condenamos enérgicamente este abominable ataque".

La nota también indica, "en estos momentos difíciles, Turquía estará al lado del pueblo hermano y amigo de Venezuela y de su presidente Maduro, su familia y todos los miembros de su Gobierno". 

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia también repudió las acciones en contra del mandatario venezolano, en un comunicado expresó que el Estado plurinacional nacional de Bolivia, representado por Evo Morales, y el pueblo boliviano "expresan su enérgica condena por el cobarde atentado perpetra en contra de la vida del presidente Nicolás Maduro Moros".

El gobierno boliviano lamentó el "uso de metáforas terroristas que vulneran los principios políticos fundamentales de la decrecía y que ponen en riesgo la vida de seres humanos".

Bolivia hizo votos a favor de la unidad y el respaldo político y movilizado de todas las fuerzas populares venezolanas, llamando así a resguardar los conquistas obtenidas en beneficio de las masas y el legado del Comándate Hugo Chávez Frías. 

Por su parte, el Gobierno de España dirigido por el presidente Pedro Sánchez, se unió a la cadena de repudios condenando la violencia política e instando a la solución pacifica. 

El comunicado de España fue emitido este domingo 5 de agosto y expresa: condenamos firmemente la "utilización de cualquier tipo de violencia con fines políticos".

"El Gobierno de España reitera su firme condena a la utilización de cualquier tipo de violencia con fines políticos y desea a los heridos una pronta recuperación", indica el escrito.


 

 

 

ANUNCIO FOSALUD

 

 

DE INTERÉS

Sancionan a conductores de transporte público por manejar sin licencia

Durante un dispositivo de inspección de unidades del transporte público, la policía de…

 

completo

 

 

HOLA