Los principales partidos independentistas catalanes, Juntos por Cataluña (JuntsxCat) e Izquierda Republicana de Cataluña (ERC, por sus siglas en catalán), llegan a un acuerdo para la formación de la Mesa del Parlament y estudian cómo reinvestir al ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

 Ex presidente de Cataluña, Carles Puigdemont. Ex presidente de Cataluña, Carles Puigdemont.


Fuentes de ambas formaciones han informado este miércoles del acuerdo, cerrado la víspera entre el cesado presidente de la Generalitat y la secretaria general de ERC, Marta Rovira, en Bruselas (capital de Bélgica), a donde escapó Puigdemont para evitar su encarcelación.

Conforme al pacto, los diputados de ambas formaciones políticas acudirán al pleno de constitución del Parlamento regional el miércoles 17 de enero, con el fin de sumar los votos necesarios para formar una Mesa con mayoría independentista.

Aunque Puigdemont busca ser investido otra vez más como ‘president’ de la Generalitat telemáticamente, vía Skype o bien mediante un delegado —es decir, que otro diputado de su formación lea su discurso—, ERC ha negado que el acuerdo alcanzado garantice la investidura de Puigdemont.

Lo que sí asegura el consenso es que JuntsxCat, ERC y la Candidatura de Unidad Popular (CUP) —todos independentistas—, sumen los votos necesarios para conseguir la presidencia del Parlament y se hagan con cuatro de los siete puestos de la Mesa, con lo que controlarán el órgano rector de la cámara.

Si bien los independentistas consiguieron en las elecciones 70 de los 135 bancos del Parlament, dos por encima de la mayoría (y no deberían por tanto tener problemas para obtener esos cuatro puestos de la Mesa), el hecho de que 3 legisladores electos independentistas se encuentran en la cárcel y otros 5 en Bruselas complica la situación.

A poco más de una semana de la investidura —el próximo 17 de enero— y mientras sigue en el aire la presencia de esos 8 diputados en el pleno de ese día, todas las opciones, incluida una nueva convocatoria de elecciones autonómicas por parte del Gobierno español, presidido por Mariano Rajoy, están sobre la mesa, pero ninguna con claridad.

Los independentistas quieren asegurar su mayoría y para ello seguirán intentando obtener el permiso de la Justicia para que los encarcelados asistan al pleno. También les valdría que los cuatro consellers cesados que están en Bélgica junto con Puigdemont renunciaran a su escaño para ser sustituidos por otros cuatro candidatos sin problemas con la justicia.

En cuanto a la investidura de Puigdemont, pese a que en las primeras noticias sobre el acuerdo entre JuntsxCat y ERC se señalaba la inclusión de este punto, luego se ha revelado que ERC aún está estudiando la “viabilidad” de su investidura a distancia, algo que el gobernante Partido Popular (PP) ha calificado de “absurdo” y ha prometido impedir.


 

 

ANUNCIO FOSALUD

 

 

DE INTERÉS

Sancionan a conductores de transporte público por manejar sin licencia

Durante un dispositivo de inspección de unidades del transporte público, la policía de…

 

completo

 

 

HOLA