El ex presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, denunció ser víctima de una persecución política por parte del gobierno español de Mariano Rajoy.

Ex presidente de Cataluña, Carles Puigdemont.Ex presidente de Cataluña, Carles Puigdemont.


En rueda de prensa en el hotel Husa Presidente Park, de Bruselas, Carles Puigdemont afirmó este miércoles que el ejecutivo de España canceló la orden europea de detención en su contra, por temor a una negativa de la justicia belga.

El dirigente catalán atribuyó al 'miedo a hacer el ridículo' la decisión del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, de retirar las euroórdenes contra él y cuatro de sus antiguos consejeros (ministros regionales), afincados en Bélgica desde el 30 de noviembre.

'Al Estado español le ha entrado el miedo a perder, el miedo a hacer el ridículo ante la mirada internacional al confirmarse que esto es una causa política', remarcó el otrora mandatario catalán, cesado por Rajoy el pasado 27 de octubre junto a todo su gabinete.

A su juicio, la resolución del Supremo, emitida la víspera, demuestra que su estrategia de trasladarse a esta nación europea para internacionalizar la causa catalana resultó un éxito y era la adecuada.

Quedó en evidencia que la euroorden era una 'chapuza jurídica' desde el principio, enfatizó el líder independentista.

Puigdemont indicó que tanto él como sus cuatro ex consejeros pretenden permanecer en Bélgica 'por el momento', pese a la revocación de la orden de arresto y extradición dictada por Madrid.

'Queremos volver, pero no hay garantías', manifestó, tras recordar que cuatro dirigentes secesionistas -dos exvconsejeros y los líderes de las dos principales asociaciones separatistas, que sí permanecieron en España, siguen encarcelados por delitos que considera políticos.

Los líderes catalanes abandonaron España después que el gobierno de Rajoy asumió el control de la comunidad autónoma, a finales de octubre, tras la aprobación por el parlamento regional de una declaración unilateral de independencia.

Todos los ex consejeros de la Generalitat (ejecutivo autonómico) están acusados de rebelión, sedición y malversación por proclamar la República catalana, paso considerado ilegal por el Tribunal Constitucional a instancias de la administración de Rajoy.


 

 

 

DE INTERÉS

FMLN rechaza decisión de Trump sobre Jerusalén

El grupo parlamentario del FMLN emitió un fuerte rechazo a la decisión unilateral del…