El presidente de Palestina, Mahmud Abás, dice que la decisión de Trump sobre Al-Quds (Jerusalén), socava todos los esfuerzos para restaurar la paz en el Oriente Medio.

Presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abas.Presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abas.


A pesar de todas las críticas a nivel mundial, Trump ha acabado reconociendo oficialmente la ciudad santa como capital del régimen israelí y en un discurso ofrecido hoy miércoles desde la Casa Blanca también ha ordenado que la embajada de Estados Unidos se traslade de Tel Aviv (oeste de Palestina ocupada) a Al-Quds (Jerusalen).

Abbás afirmó que la decisión de Trump ayudará a las organizaciones extremistas a librar guerras santas.

"En esta declaración ha elegido violar todas las resoluciones y acuerdos internacionales y bilaterales y contradecir el consenso internacional expresado por posiciones de varios países del mundo", aagregó Abás.

El jefe de la ONU ha avisado de que, con la nueva decisión de Trump sobre Al-Quds, ‘no hay alternativa’ a una solución de paz en Palestina.

“He hablado en reiteradas ocasiones en contra de adoptar medidas unilaterales que puedan poner en peligro las perspectivas de paz para israelíes y palestinos”, ha afirmado este miércoles el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, que ha comparecido ante los medios poco después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, hablase en la Casa Blanca.

Guterres ha afirmado que el estatus de Jerusalén debe ser decidido por una “negociación directa” entre israelíes y palestinos, y ha considerado que “no hay alternativa a la solución de dos Estados” tras la decisión de Trump. “No hay plan B”, ha recalcado.

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) ha rechazado la reciente decisión de Trump sobre Al-Quds, la cual ‘destruye’ la solución de los dos Estados.

Por su parte, el El Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) destaca que la decisión de Trump sobre la ciudad de Al-Quds abre ‘las puertas del infierno’.

Desafiando las advertencias mundiales, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha reconocido este miércoles a la ocupada ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén) como la capital del régimen de Israel, anunciando el traslado de la embajada de EE.UU. de Tel Aviv a esa urbe.

Para la Resistencia Palestina, el dignatario estadounidense ha cometido una "flagrante agresión contra el pueblo palestino" al tomar la tal aludida decisión, razón por la que ha llamado a una rebelión contra los objetivos norteamericanos y a “perjudicar los intereses de EE.UU. en la región” y “rehuir a Israel”.

El jefe político de HAMAS, Ismail Haniya, ha asegurado que este polémico anuncio “no cambia el estatus religioso, legal y administrativo” de Al-Quds, ocupado por el régimen de Tel Aviv desde 1967.

El pueblo palestino sabe cómo “responder adecuadamente a la desconsideración sobre sus sentimientos y santidades”, ha advertido Haniya, sin entrar en más detalles.


 

 

 

DE INTERÉS

FMLN rechaza decisión de Trump sobre Jerusalén

El grupo parlamentario del FMLN emitió un fuerte rechazo a la decisión unilateral del…