El presidente del Gobierno español, el derechista Mariano Rajoy, "instó" a su par de Cataluña, Carles Puigdemont, a aclarar antes del lunes si proclamó la independencia de esa región, antes de promulgar acciones para contrarrestar ese supuesto.


Rajoy anunció este miércoles un requerimiento a la Generalitat (ejecutivo catalán) para que dilucide si declaró o no la secesión de esa comunidad autónoma del noreste del país europeo.

Más tarde, en una sesión en el Congreso de los Diputados para analizar la grave crisis territorial, el mandatario confirmó que el exhorto se entregó esta misma jornada a las autoridades de esa comunidad autónoma.

En el caso de que la respuesta de Puigdemont sea positiva, el ultimátum de la administración central se amplía hasta el venidero jueves para que el gobernante revoque la hipotética declaración unilateral de independencia.

'El Consejo de Ministros acordó esta mañana requerir formalmente al gobierno de la Generalitat para que confirme si ha declarado la independencia de Cataluña, al margen de la deliberada confusión creada sobre su entrada en vigor', precisó el mandatario.

Aludió así al discurso de Puigdemont, quien la víspera asumió el 'mandato del pueblo' para que esa región del noreste del país europeo se convierta en un Estado independiente en forma de república, tras el triunfo del sí a la secesión en el referendo del 1 de octubre.

Sin embargo, solicitó al parlamento autonómico -controlado por los partidos separatistas-, que posponga esa decisión por unas semanas para permitir el diálogo con el ejecutivo de Rajoy, con el fin de llegar a una solución acordada con España.

Este requerimiento, previo a cualquiera de las medidas que el gobierno puede adoptar al amparo del artículo 155 de la Constitución, pretende ofrecer a los ciudadanos la claridad y seguridad jurídica que requiere una cuestión de tanta importancia, enfatizó Rajoy.

La eventual aplicación del citado artículo de la Carta Magna permite a Madrid tomar el control parcial o total de cualquiera de sus 17 regiones, en caso de que incumplan con sus obligaciones o actúen gravemente contra el interés general de España.

El portavoz de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) en el Congreso, Joan Tardá, auguró un mal camino para el ultimátum del Palacio de La Moncloa (sede del gobierno español).

Dirigiéndose a Rajoy, el diputado de ERC -uno de los partidos que integran la Generalitat- señaló que el presidente sabe perfectamente cuál va a ser la respuesta de Puigdemont ante lo que consideró su tono amenazante.

Tardá lamentó que se trate de una gran oportunidad perdida, porque, según su criterio, el jefe del Ejecutivo se limitó hoy a enseñar el sable y no la palabra, algo impropio de los grandes estadistas, enfatizó.

 

DE INTERÉS

Máximo galardón del FMLN a Hato Hasbún: la medalla Farabundo Martí

Durante la celebración de los 37 años del FMLN, este domingo en la Feria Internacional,…