Las políticas anti-cubanas de EEUU, recrudecidas por el presidente Donald Trump, fueron duramente condenadas en la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (Euro-Lat), realizada esta semana en El Salvador.


Una declaración suscrita por legisladores de izquierda de Europa y América Latina, exigió el levantamiento incondicional, total y definitivo del bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por Washington contra Cuba, desde 1962.

El texto, conocido ya como Declaración de San Salvador, reclama la indemnización al pueblo cubano por los daños y perjuicios que ocasiona esta política mundialmente rechazada por genocida, obsoleta y contraproducente.

'Además, exigimos que se le devuelva a Cuba el territorio ocupado por la ilegal base naval estadounidense en Guantánamo', prosigue el documento, que reivindicó esta y otras causas de la izquierda mundial.

El senador brasileño Roberto Requiao, co-presidente saliente de Euro-Lat, calificó de 'malograda' la política con que Estados Unidos trata de asfixiar económicamente a la isla hace más de medio siglo.

Señaló que la administración de Barack Obama realizó esfuerzos tardíos por relajar el bloqueo, pero el presidente Trump lo renovó como parte de una gestión que tildó de 'esquizofrénica con acentos de ultra-derecha'.

Este rechazo al bloqueo estadounidense contra Cuba, coincide con las denuncias al mal llamado 'embargo' realizadas en la Asamblea General de Naciones Unidas por diversas personalidades de la política mundial, como el presidente Salvador Sánchez Cerén.

 

DE INTERÉS

Máximo galardón del FMLN a Hato Hasbún: la medalla Farabundo Martí

Durante la celebración de los 37 años del FMLN, este domingo en la Feria Internacional,…