El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela rechazó categóricamente la nueva arremetida del Gobierno de EEUU en contra de la democracia venezolana a través de la imposición de pretendidas sanciones unilaterales.


El gobierno del presidente Nicolás Maduro considera que Estados Unidos pretende criminalizar a sus ciudadanos por su participación en un proceso democrático, constitucional y emanado de la voluntad soberana del pueblo venezolano.

En un comunicado de la cancillería venezolana, reiteró que "estas acciones ilegales y absurdas constituyen una clara violación del derecho internacional pues su único fin es forzar la voluntad soberana de la República Bolivariana de Venezuela".

El Gobierno estadounidense demuestra una vez más el poco interés que tiene en la democracia y la autodeterminación de los pueblos, así como en el respeto a los derechos humanos, especialmente el derecho al voto y a que las decisiones del pueblo sean respetadas, agrega la nota oficial.

La Asamblea Nacional Constituyente no obedece a poder imperial ni extranjero alguno, es la expresión del poder originario y soberano del Pueblo libre e independiente de Venezuela, señala el comunicado gubernamental.

Ninguna amenaza foránea hará que Venezuela abandone el camino de la paz, la democracia participativa y protagónica y la justicia social que el pueblo ha decidido emprender. Jamás reconoceremos esta agresión, responde el gobierno sudamericano.


 

DE INTERÉS

FMLN saluda triunfo de la paz y la democracia en Venezuela

La militancia y dirigencia del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN)…