El Gobierno de Venezuela aumenta sus lazos con Rusia y China, a medida que aumentan las tensiones internas en este país sudamericano y las agresiones promovidas por EEUU.

Los presidentes de Venezuela y Rusia, Nicolás Maduro y Vladimir Putin, respectivamente.Los presidentes de Venezuela y Rusia, Nicolás Maduro y Vladimir Putin, respectivamente.


Con la intensificación de la crisis política y económica propiciada por la derecha, señala un informe publicado el martes en la revista estadounidense Financial Times por el analista venezolano Daniel Lansberg, el Gobierno de Caracas aumenta cada vez más sus lazos con Rusia y China para tratar de aliviar los efectos de la crisis económica que sufre.

El analista, aunque reconoce el aumento de las relaciones de Venezuela, tanto con Rusia como con China, asegura que en las últimas semanas los lazos Moscú-Caracas son los que más se han incrementado y que, a juzgar por la situación actual, pronostica que Rusia llegará a ser muy pronto el principal aliado del Gobierno venezolano.

Como evidencia de esto señala las declaraciones de los Gobiernos de Rusia y China sobre los más recientes episodios de violencia en Venezuela: Pekín hizo énfasis en la capacidad del Gobierno y el pueblo venezolanos en resolver sus problemas internos, mientras que Moscú arremetió contra “irreconciliables actores internos que escalan la situación usando apoyo externo para derrocar al Gobierno venezolano”.

Lansberg nota que la declaración de Rusia está más en línea con la postura oficial de Caracas, mientras que China tiene un tono más cuidadoso y no vincula a los opositores venezolanos con actores externos ni advierte de planes para derrocar al Gobierno chavista, algo que muestra la cautela los chinos sobre la situación en Venezuela.

Del mismo modo, insiste en que China, a pesar de tener una fuerte presencia económica en Venezuela, en los últimos meses ha mostrado menos interés en el mercado venezolano —en situación crítica debido a la crisis económica—, mientras que Rusia ha tratado de aumentar su influencia política y económica en el país sudamericano.

En los últimos años y con el resurgimiento de Gobiernos izquierdistas y socialistas en América Latina, Rusia en gran parte debido a su cercanía ideología con estos países, ha aumentado su presencia en Latinoamérica —calificado como el patio trasero de Estados Unidos—, hecho que preocupa en gran medida a Washington.


 

 

DE INTERÉS

FMLN saluda triunfo de la paz y la democracia en Venezuela

La militancia y dirigencia del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN)…