El presidente del Organismo Promotor de Exportaciones e Inversiones de El Salvador (PROESA), Sigfrido Reyes, asistió a una entrevista en Canal TVX, para abordar temas relacionados a las expectativas de la relación comercial con la República Popular China.


“Es importante subrayar que el país, desde el ámbito de observadores independientes e imparciales, es visto como una economía que goza de mucha estabilidad y tiene ritmos de crecimiento económico interesantes”, mencionó Reyes, destacando la progresión económica de El Salvador en los últimos años y el pronóstico de incremento del 2.6 % para el año 2018, según el Banco Central de Reserva (BCR).

Parte de este desarrollo económico se debe a las inversiones recibidas durante el último quinquenio. Reyes aseguró que al final del año 2018 se tenían contabilizados alrededor de $2,000 millones de dólares: “Tenemos una economía que está recibiendo inversiones significativas. A finales del 2018, las inversiones acumuladas solo en este quinquenio, que aún no termina, podrían estimarse en alrededor de $2,000 millones, en inversión extranjera neta”, puntualizó.

El presidente de PROESA afirmó que en los últimos 10 años se han creado más empleos que en los cuatro periodos presidenciales anteriores al 2009, tanto en el sector público como en el privado, siendo este último “uno de los que más ha respondido”, comentó Reyes.

En cuanto a los logros alcanzados en los últimos cinco años, Reyes mencionó que El Salvador ha generado oportunidades de inversión en sectores que tienen un impulso importante, como el caso de la energía renovable. “En el país se está construyendo la mayor planta de energía de toda la región basada en gas natural licuado, inversión que llegará a los $800 millones de dólares”, afirmó.

Reyes destacó que uno de los aspectos que motivan al inversor a apostar por El Salvador es que el gobierno actual respeta la constitución, las leyes de la república y da garantías al inversionista nacional y extranjero.

Asimismo, según comentó, la inflación de El Salvador es una de las menores de América Latina. “El año pasado no llegó ni a la mitad del 1 %”, agregó.

“El Salvador ya no es un país maquilero, tenemos cadenas de producción como en el sector textil. Exportamos tela hacia el resto de Centroamérica, Estados Unidos y países de Asia”, mencionó Reyes. Además, aseguró que se han integrado cadenas productivas y están apoyando en áreas tecnológicas. “El país tiene hoy en día la base de mantenimiento aeronáutico más moderna de toda América Latina”, dijo.

En el tema de las relaciones diplomáticas establecidas con la República Popular China, Reyes afirmó que “ha sido el paso más positivo y correcto en función de interés nacional. En unos años serán la primera economía a nivel mundial”. También destacó los avances del país asiático en los sectores de tecnología, ciencia, telecomunicaciones, etcétera.

“El año que acaba de terminar, El Salvador le compró $1,600 millones de dólares a China, solo se le compró más a Estados Unidos”, aseguró Reyes. Estas compras se dividieron en materias primas, bienes de consumo, bienes intermedios, equipo y tecnología. El 15 % de las importaciones salvadoreñas provienen de la potencia asiática.

“China es el mayor emisor de turistas en el mundo, el año pasado viajaron 130 millones de chinos. Es el turismo que más gasta”, mencionó Reyes. El presidente de PROESA habló sobre la importancia de recibir turismo en gran escala e inversiones en ese sector, en el que se han empleado formalmente arriba de 50,000 personas.

Reyes afirmó que los retos que tendrá el próximo gobierno serán la generación de empleos de calidad de ingresos, asegurar los pagos de salarios mínimos y arriba de estos, potenciar nuevos sectores para la economía del país, entre otros.


 

Webp.net gifmaker

 

 

DE INTERÉS

Piden a nuevo gobierno continuar con actual política de salud

Los logros de la reforma de salud iniciada en 2009, en el primer gobierno del FMLN, deben…

completo

 

 

HOLA