Durante 45 días, desde el 17 de abril hasta el 31 de mayo de 2018, está prohibida la extracción de camarón marino que realizan los pescadores artesanales e industriales, según resolución N° 65, Tomo 419, emitida por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).


El acuerdo, consensuado con el Consejo Nacional de Pesca y Acuicultura (CONAPESCA), prohíbe la pesca de camarón en el mar, golfo, bahías y esteros. Esta medida busca garantizar la reproducción de la especie, especialmente porque las hembras alcanzan el mayor índice de gravidez entre abril, mayo y junio de cada año.

“El objetivo principal de la veda es proteger a la especie y aprender a explotarlos de forma responsable y sostenible en el tiempo. No busca realizar decomisos del producto, insumos o aperos de pesca, pese a que la Ley General de Ordenación y Promoción de Pesca y Acuicultura, faculta al MAG-CENDEPESCA a imponer sanciones y multas a quienes incumplan la medida”, explicó el Ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez.

El ministro enfatizó que “durante los 45 días de veda, no significa que el producto se ausenta del mercado. La veda representa una prohibición para la pesca, no así para el consumo del camarón u otros productos pesqueros”.

La veda no significa dejar de comer camarón, escasez o incremento en el precio, la población tiene garantizada una buena oferta del producto, especialmente por las provisiones que hayan realizado los comerciantes y que oportunamente reportaron sus inventarios al MAG-CENDEPESCA.

De igual forma, contribuye a la oferta nacional la producción de camarones en estanques, especialmente la desarrollada por los acuicultores del Bajo Lempa, Usulután y las importaciones de países que no tienen veda del camarón marino.

Antes de iniciarse la veda, los 54 barcos pesqueros industriales que trabajan en el mar nacional deberán atracar en los centros de desembarque ubicados en Acajutla, Usulután y La Unión y permanecer ahí durante la vigencia de la medida.

Los barcos pesqueros industriales iniciarán la nueva temporada de pesca a partir del 1 de junio. Hasta entonces la Autoridad Marítima Portuaria (AMP) extenderá los “zarpes vía la pesca”. Mientras esté vigente la veda, los barcos permanecerán en puerto recibiendo mantenimiento.

Los pescadores artesanales deberán guardar las redes donde se atrapa con facilidad el camarón marino, y sólo están autorizados a pescar otras especies diferentes, después de la primera milla marina, siempre y cuando utilicen redes sencillas de 3 pulgadas, también conocida como malla 6.

Los pescadores artesanales tienen la opción de seguir capturando otras especies, por ejemplo el róbalo, la corvina, entre otro tipo de peces. Para tal efecto, podrán utilizar otras artes de pesca, por ejemplo, las redes agalleras, líneas de mano (anzuelo), cimbras y palangres (línea con varios anzuelos distribuidos en la red).


 

DE INTERÉS

Entregan más de $26 mil para mejora empresarial

El Viceministro de Economía, Julián Salinas, junto a la directora del Fondo de Desarrollo…

 

completo

 

 

HOLA