Presidente Salvador Sánchez Cerén rinde cuentas de su gestión

Nueve días antes de finalizar su mandato presidencial, el compañero Salvador Sánchez Cerén rindió un completo informe de su gestión.

Este informe, visto desde el Plan Quinquenal de Desarrollo 2014- 2019, refleja el apego de la gestión a su promesa de campaña y a la planificación participativa, con la cual definió los objetivos y metas alcanzadas en un 74 %.

Antes, cada una de las instituciones ha informado, con presencia de medios de comunicación, con sectores organizados, relacionados directamente sus respectivas gestiones. Esos informes revelan los cambios importantes vividos en los últimos cinco años. INJUVE, ministerio de Salud, CEPA y cada una de las instituciones han brindado sus respectivos informes, que servirán de parámetro para  gestión del próximo gobierno.

Se destaca del acto de rendición de cuentas del Presidente, la opinión del la organización ciudadana que dio seguimiento al cumplimiento del plan, brindada por una de las integrantes de la Asamblea Ciudadana de San Salvador y el meticuloso recuento de los once objetivos del Plan Quinquenal, brindado por el sub Secretario Técnico de la Presidencia.

Queda claro que el punto de partida del Plan Quinquenal, fue el programa presentado por el FMLN: EL SALVADOR ADELANTE; plan el cual fue construido escuchando a la población, que tuvo la oportunidad de opinar sobre las prioridades que debía atender un segundo gobierno de nuestro FMLN, que mayoritariamente coincidieron en señalar la seguridad, educación, empleo y salud. Sobre esa base hubo nuevas consultas que hicieron surgir el Plan denominado El Salvador productivo, educado y seguro.

…“Podemos informar con satisfacción que de las cuarenta y cuatro metas, incluidas en los once objetivos del Plan, veintiuno las cumplimos con anticipación, el resto tiene un avance del 74 %”, aseguró el Presidente. Con este informe de logros y del método de planificación, participación ciudadana, evaluación y seguimiento y rendición de cuentas, se sienta un precedente, una vara para medir a los futuros gobernantes.

El informe reitera logros reconocidos internacionalmente, como la reducción de la mortalidad materna e infantil, la ampliación de centros de salud y la entrega de más de 112 mil computadoras a los centros educativos, con lo cual se incorpora a los estudiantes de la escuela pública, al uso de las tecnologías del aprendizaje.

Se informa de la  apertura de la educación inicial y el incremento de las modalidades flexibles, que permiten a jóvenes y adultos retomar sus estudios.

La ampliación y mejora de la infraestructura educativa, no se queda atrás: se realizaron 3,264 proyectos de reparación, rehabilitación y construcción en centros escolares; y fueron dotados de mobiliario 767. Se capacitaron a 31 mil maestros y maestras en diferentes especialidades; se creó el Instituto de Formación Docente.

Más de 100 mil voluntarios participaron en la alfabetización que permitió reducir ese flagelo de 17.97 % al 7.6 %, y deja a 163 municipios libres de analfabetismo. Unos 30 mil jóvenes participaron de los programas que ofreció INJUVE, para la formación profesional, empleabilidad y orientación para emprendimientos juveniles.

El índice de asesinatos se redujo en 60 %, se disminuyó el hacinamiento carcelario y cientos de toneladas de droga, fueron incautadas por la Fuerza Armada. El Salvador es un destino turístico importante, habiendo recibido en el último año dos millones y medio de visitante.

El Presidente destacó el crecimiento de la economía que en el quinquenio creció a un promedio de 2.4 %,  gracias a las políticas redistributivas, se redujo la desigualdad y la pobreza, como efectivamente lo reconocen instancias como CEPAL, que afirma que  somos uno de los tres países de América Latina, que redujeron la desigualdad.

La infraestructura, la agricultura, la lucha contra la vulnerabilidad, tuvieron avances; la seguridad jurídica de la propiedad (81 mil títulos de propiedad en diez años), y el acceso a la vivienda nos indican los esfuerzos gubernamentales, por asegurar un desarrollo incluyente.

Nuestro país ha tenido a un Presidente honrado, impulsor del diálogo y la concertación, promotor de la transparencia, respetuoso de la división de poderes y enfocado en resolver la disminución de brechas sociales.

Salvador Sánchez Cerén, como vicepresidente y ministro de Educación Ad Honoren en el primer mandato, y como Presidente de la República entre 2014 y 2019, es artífice indiscutible de una década en la cual el pueblo salvadoreño, ha reafirmado derechos, ha obtenido avances sociales e inclusión en la economía, como lo demuestran los avances en soberanía alimentaria, el resurgimiento de actividades productivas, el papel de las micro y pequeñas empresas en sus ventas al Estado.

El FMLN acompañó esta gestión y estaremos junto al pueblo, prestos a defender estos logros y a la búsqueda de nuevas conquistas. Gracias Presidente por su entrega al pueblo y su preocupación por un país abierto al mundo y soberano.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS