Sindicalistas denunciaron el despido de decenas de empleados del sector textil, desde enero hasta la fecha, tras el histórico aumento salarial propuesto por el gobierno.

Advirtieron que tras el logro de contar con un sueldo mejor, la oligarquía empresarial aumenta los despidos de los trabajadores, y se vale del aumento en las metas de producción para seguir con sus mismas ganancias.

Además, retiran materia prima de la fábrica para enviar a descansar al trabajador, intensifican el acoso y persecución laboral, bajo amenazas de realizar despidos masivos y despiden a operadoras al regresar de sus cuatro meses por lactancia materna.

Afirmaron que nuevamente las represiones contra las empleadas e imposición de metas voluminosas de producción, son el diario vivir en las naves industriales de las diferentes fabricas textiles del país como en San Bartolo, San Marcos, American Park, Olocuilta, El Pedregal, y otras.

Reiteraron su apoyo al Consejo Nacional del Salario Mínimo por su aporte histórico a favor de las grandes mayorías de El Salvador.

Instaron a la Sala de lo Constitucional de la Corte suprema de Justicia, a rechazar una demanda interpuesta por la Asociación Nacional de la Empresa Privada contra el actual Consejo.

El Sindicato de la Industria Textil Salvadoreño remarcó que las medidas detalladas forman parte de la agenda del partido de derecha Alianza Republicana Nacionalista contra la clase proletaria.

Aseguró que la oligarquía desea mantener el enriquecimiento millonario a costa del sudor de los trabajadores, bajo un salario miserable acostumbrado.

Exigió el cese de todas esas medidas contra los trabajadores al tiempo que enfatizó que estará vigilante en el cumplimiento de todas las leyes y derechos, y en su constante apoyo incondicional hacia el gobierno del buen vivir, encabezado por Salvador Sánchez Cerén.


 

DE INTERÉS

Pobreza en 2016 disminuye en comparación a 2015

Estas mejorías serían generadas por mayores condiciones de vivienda y salud, servicios…

 

 

ANUNCIO

 

 

MÁS VIDEOS