Diputada Norma Guevara (izquierda) y Alcalde Nayib Bukele (derecha).Diputada Norma Guevara (izquierda) y Alcalde Nayib Bukele (derecha).La Alcaldía de San Salvador nombró este miércoles a la 10 Av. Sur de San Salvador, con el nombre de Avenida Prudencia Ayala, en el Barrio San Jacinto.

Prudencia Ayala fue una mujer salvadoreña pionera en la lucha por los derechos de la mujer, “su lucha presentó un precedente histórico. Y hoy, a 87 años de su muerte, la honramos dándole esta importante arteria de la capital su nombre”, valoró la esposa del alcalde Nayib Bukele, Gabriela Rodríguez.

Dijo que la tenacidad de Ayala hace que “su vida debería de ser ensañada en nuestras escuelas, para que nuestras niñas y niños conozcan la verdad”.

En San Salvador existe sólo dos calles que llevan el nombre de una mujer: Gabriela Mistral y ahora la Avenida Prudencia Ayala.

Prudencia representaba la lucha por los derechos de la mujer salvadoreña, por los pueblos indígenas, retó al sistema político de su tiempo al lanzarse como candidata a la presidencia de la República en 1930, convirtiéndose en la primera mujer en El Salvador e Hispanoamérica en solicitar la inscripción de su candidatura, cuando a las mujeres no se les reconocía el derecho de entrar en la política, ni siquiera el derecho a votar, se lee la placa colocada este día.

Ayala, “una mujer revolucionaria”, dijo el alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, durante su discurso.

A la actividad asistió la Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato; Yanira Argueta, Directora Ejecutiva de ISDEMU; Yeymi Muñoz, directora de INJUVE; Nery Bonilla, diputada del Parlamento Centroamericano; diputadas del FMLN: Karina Sosa, Zoila Quijada, Otilia Matamoros; la secretaria general de la Mujer del FMLN, Lourdes Palacios; y la Secretaria General Adjutan del FMLN, diputada Norma Guevara.

Contexto

En el año 1913, Prudencia Ayala comenzó a publicar artículos de opinión en el Diario de Occidente, periódico que circulaba en la región occidental de El Salvador, donde se manifestó partidaria del antiimperialismo, el feminismo y el unionismo centroamericano, además de expresar su rechazo a la invasión norteamericana de Nicaragua.

En 1930, intentó postularse como candidata a la Presidencia de la República, a pesar de que la legislación salvadoreña no reconocía el derecho al sufragio femenino.  Su solicitud fue rechazada por la Corte Suprema de Justicia, pero el debate que siguió a su intento de postulación dio impulso al movimiento femenino, que logró que el derecho al sufragio femenino se reconociera en 1939.


 

 

 fbvd  twvd ytvd 

ANUNCIO

BANNER WEB

 

 

DE INTERÉS

Sánchez Cerén: mi gobierno está en función de los pobres y no de los ricos

El Presidente Salvador Sánchez Cerén reiteró que su Gobierno está al servicio de la gente…