El Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, Mauricio Landaverde, acudió a la Comisión de Justicia y Derechos Humanos para explicar una serie de reformas penales respecto a la reinserción y rehabilitación de privados de libertad.

El Ministro de Justicia, Mauricio Landaverde, insistió que “es necesario crear un marco jurídico que permita administrar y organizar la producción que realizan los privados de libertad en el sistema Penitenciario”.

“El propósito es incorporar un marco legal que establezca la regulación del trabajo de los privados de libertad a fin de llevar un control de su producción, dentro del sistema, que nos permita comercializarla”, explicó. Con esto, el interno tendrá ingresos para cumplir con su responsabilidad civil y proporcionar un ingreso económico a sus familias.

“Se deben constituir legalmente tiendas en penales para que contribuyan a la rehabilitación y reinserción de privados de libertad”, comentó.

Se propone regular la organización, funcionamiento y destino de los recursos generados por las tiendas institucionales, los cuales serían administrados por un patronato y ayudarán a cubrir necesidades básicas de los privados de libertad y la administración penitenciaria.

“Es responsabilidad del Estado reducir el hacinamiento e impulsar la rehabilitación y reinserción de privados de libertad”, aseveró.

El sistema carcelario nacional tiene una población de 37 mil 767 personas. Ante esa realidad, las autoridades consideran fundamental apostarle a los procesos de rehabilitación y reinserción de los internos.

“Deseamos que de los penales salgan personas que ya pagaron su pena, que hayan resarcido a las víctimas y con título de bachiller”, comentó Landaverde.

Dentro de las reformas se propone que el decreto transitorio 314, que brinda beneficios de libertad condicional a  los reclusos con enfermedades terminales y adultos mayores que no representen riesgo, sea de carácter permanente.

“Sólo se otorgarán beneficios a privados de libertad que ya no representan un riesgo a la sociedad (…) continuaremos combatiendo el hacinamiento carcelario impulsando verdaderos programas de rehabilitación y reinserción”, dijo el viceministro de seguridad, Raúl López.

Por su parte, el director de Centro Penales, Rodil Hernández, espera tener un total de 12 mil privados de libertad que se dediquen a labores de apoyo a la comunidad.


 

 

 

 fbvd  twvd ytvd 

ANUNCIO

BANNER WEB

 

 

DE INTERÉS

Gobierno podría hacer otro recorte al presupuesto para pagar pensiones

Si el partido Arena sigue negándose a votar para aprobar emisión de bonos, el Gobierno…