En tempranas horas del sábado, centenares de romeristas, acompañados por el obispo de la diócesis de San Vicente, Monseñor Elías Rauda, siguen el segundo día de la peregrinación hacia Ciudad Barrios, cuna del Beato Oscar Romero.


En tempranas horas del sábado, centenares de romeristas, acompañados por el obispo de la diócesis de San Vicente, Monseñor Elías Rauda, siguen el segundo día de la peregrinación hacia Ciudad Barrios, cuna del Beato Oscar Romero.

Los feligreses partieron del municipio de Apastepeque, San Vicente, donde pernoctaron, y caminarán hasta Mercedes Umaña, Usulután, donde pasarán la segunda noche.

Los festejos del Monseñor Romero iniciaron con una misa en la cripta de la catedral metropolitana de San Salvador y culminarán el domingo en Ciudad Barrios, con una misa presidida por el cardenal Gregorio Rosa Chávez y el enviado del Papa Francisco, el cardenal chileno, Ricardo Ezzati.

Vestidos de blanco y protegidos con gorras y sombrillas y pancartas, en las que se leía “Caminando hacia la cuna de monseñor Romero”, mujeres, hombres y muchos jóvenes caminaban alegremente por la carretera panamericana en un recorrido de 157 kilómetros.

“Estoy sorprendido de la respuesta del pueblo, maravillados. La gente quiere que el cambio nazca del corazón y que dé a la gente alegría y felicidad”, dijo el cardenal Rosa Chávez vestido con túnica blanca, pañoleta al cuello y una gorra con la figura de Romero a la salida el viernes de la cripta del obispo mártir.

El mismo sábado, las diócesis de Santa Ana y Sonsonate se concentraron en el estadio Quiteño de Santa Ana, para celebrar el centenario con una misa oficiada por el cardenal Rosa Chávez y el Nuncio Apostólico, Monseñor León Kalenga.