La Sala de lo Constitucional busca ahogar económicamente al Ejecutivo, siguiendo una agenda política establecida por el partido de derecha Arena.

Foto VD/ CONPHAS protesta frente a Corte Suprema de Justicia (CSJ).Foto VD/ CONPHAS protesta frente a Corte Suprema de Justicia (CSJ).


La Concertación Popular por un país sin Hambre y Seguro (CONPHAS) marchó este viernes desde el parque Cuscatlán hasta la Corte Suprema de Justicia (CSJ), en rechazo a las sentencia emitidas por la Sala de lo Constitucional, que buscarían ahogar económicamente al Ejecutivo, siguiendo una agenda política establecida por el partido de derecha Arena.  

“Primero están cumpliendo una agenda política del partido Arena, el cual tiene como principal objetivo ahogar económicamente al Ejecutivo, para que no tenga los fondos que le permitan cumplir con las responsabilidades con la población”, dijo Francisco García, de CONPHAS. 

Y agregó: “La Sala es el bufet jurídico del partido Arena, estos 4 magistrados responden a los intereses del partido Arena y están poniendo en peligro la democracia de este país” 

Según García, las sentencia sólo vienen a dañar a los sectores más desprotegidos, que actualmente son beneficiados con diversos programas sociales.

“Creemos que la actual CSJ y en particular los 4 magistrados de la Sala Constitucional, están dictando sentencia amañada, perversa, que están dañando mucho a la población salvadoreña. Por tanto, denunciamos ante la población esta corrupta, nefasta, dictadura y tiranía judicial, que se esta enquistando en el órgano judicial”, puntualizó García.

CONPHAS también rechazó la reciente sentencia de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que dejó sin efecto la reciente reforma a la Ley de Sistema de Ahorro para Pensiones (SAP), hecha por la Asamblea Legislativa que posibilitaba al gobierno ampliar de 45 % al 50 % el uso de los Certificados de Inversión Previsional (CIP), con lo cual garantizaba el pago de las pensiones durante los próximos doce meses.

De igual forma, condenaron la declaratoria de inconstitucional del presupuesto general de la nación. Sentencia que, según CONPHAS, sólo busca desestabilizar al gobierno e impedir el pago de pensiones a más de 175 mil jubilados.