Sin tapujo, el máximo dirigente del FMLN, Medardo González, apuntó este martes su dedo acusador a las amdinistradoras de fondos de pensiones (AFP's) y las señaló de ser los verdaderos ladrones de los ahorros de los pensionados.


Sin tapujo, el máximo dirigente del FMLN, Medardo González, apuntó este martes su dedo acusador a las amdinistradoras de fondos de pensiones (AFP's) y las señaló de ser los verdaderos ladrones de los ahorros de los pensionados.

Frente a la campaña del partido Arena, de Asafondos, secundada por gremiales como la Anep, que acusan al gobierno de querer robarse los ahorros de los pensionados, Medardo González respondió con dureza a lo que llamó "campaña malitencionada".

"El robo... son los dueños de las AFP´s que se quedan con los fondos y roban el ahorro de los trabajadores", denunció el Secretario General del partido FMLN.

Recordó que la administración de los fondos de pensiones están en manos privadas, en manos de Crecer y Confía. "El robo de las pensiones lo vienen haciendo desde 1998 las AFP y descaradamente dicen que el gobierno los va a robar".

El presidente Salvador Sánchez Cerén y el FMLN seguirán defendiendo los ahorros e intereses de los trabajadores, acotó el también diputado y resaltó que el mandatario decidiera personalmente hacerse cargo del tema de pensiones y abordar la situación con los bancos dueños de las AFP´s, Bancolombia y Atlántida.

"Vamos a estar pendiente de lo que el presidente nos plantee en las próximas horas o en los próximos días", agregó González.

Estaremos "acompañando al gobierno, nosotros creemos que hay que llegar a un acuerdo para la reforma al sistema de pensiones", sostuvo.

"En realidad lo que pasó -usando esa misma campaña- es que los dueños de las AFP se vienen quedando con los fondos y roban los fondos de los trabajadores, eso viene sucediendo desde 1998", criticó.

El lunes, el Secretario Técnico y de Planificación de la Presidencia, Roberto Lorenzana, anunció la reunión del gobernante con los dueños de las AFP´s, con quienes busca soluciones a la crisis en el sector de los pensionados a través de una reforma que "garantice mejores condiciones a los trabajadores".