Foto VD/ Director Ejecutivo del Centro Nacional de Registros y miembro de la Asociación Constitucionalista de El Salvador, Rogelio Canales.Foto VD/ Director Ejecutivo del Centro Nacional de Registros y miembro de la Asociación Constitucionalista de El Salvador, Rogelio Canales.El Director Ejecutivo del Centro Nacional de Registros y miembro de la Asociación Constitucionalistas de El Salvador, Rogelio Canales, explicó este viernes en el espacio de entrevista de Canal 12 que el Viceministerio de Transporte ha actuado conforme a la ley, en el otorgamiento de un carril segregado al Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (SITRAMSS).

“El Viceministerio de Transporte en función de su responsabilidad, determina que rutas se deben de establecer. Por tanto, a mí me parece que bajo esta consideración, no ha existido ningún tipo de concesión, en consecuencia no podría irse a la Asamblea Legislativa porque el dominio de la vía sigue siendo del Estado y para uso público. Para un público claramente definido que va a llegar bajo consideraciones especiales a recibir su transporte”, detalló Canales.   

“El Viceministerio ha actuado en función de la ley, tal como la ley está establecida en donde se pueden segregar (un carril para uso público). Y esto ocurre en diferentes partes del mundo donde existen segregaciones especiales y que no necesariamente son concesiones que se otorgan a los particulares”, insistió Canales.

Para el constitucionalista no es despreciable la cantidad de 45 a 50 mil personas que viajan diariamente en el SITRAMSS. Por tanto, consideró que el servicio debe de verse en función de las personas que hacen uso del moderno sistema de transporte.

“El servicio debe de verse, no por quien lo está ofreciendo, si no por las personas que están recibiendo el servicio”, dijo.

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia emitió el pasado 8 de mayo medida cautelar contra el Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (SITRAMSS), mediante el cual se suspendió el uso exclusivo del carril segregado del SITRAMSS.

El gobierno ha reiterado que el SITRAMSS es un proyecto que beneficia a las grandes mayorías que utilizan el transporte público, y que todo el proceso de construcción y operación se ha hecho apegado a la Constitución y a las leyes.

Además considera que los “Modernos sistemas similares en países como México, Guatemala, Brasil, Colombia y Ecuador operan exitosamente en carriles exclusivos. La decisión de la Sala de lo Constitucional frena un proceso de modernización, dignificación y orden que beneficia a la población más vulnerable”.