Ninguna mujer aborta por capricho o placer, sino que es una consecuencia de un fracaso de una mala política de educación sexual y de un fallo de los métodos anticonceptivos (cuando el embarazo ha sido accidental), expresó el Senador por el Partido Popular de España, José  Antonio Rubio.

Para Rubio, un embarazo inviable y que puede terminar con la vida de una mujer, es una situación grave, y si a esto se le añade que al abortar por estas causas se le agrega la pena de condena social en primer lugar, y luego incluso una pena de privación de libertad a la mujer, es una falta grave a los derechos humano de las mujeres, "una desgracia nunca se solucionará añadiendo otra desgracia, eso es una tortura sobre una mujer", advirtió.

Consideró que los grupos políticos en el país deben tratar el tema con tranquilidad, asesorándose en los profesionales, ginecólogos y obstetras y psiquiatras, que conocen de este tema,  ya que en El Salvador existen mil 500 embarazos en niñas menores de 14 años, lo que es una situación alarmante, ya que es un atentado a la vida de las niñas que les va a destrozar el resto de su vida o proyecciones a ejecutar a futuro, lo cual se podría solucionar si existiera una política global, de educación sexual, sanitaria, intentando evitar la violencia a la mujer y enseñando a valorarla y respetarla, ya que lo que no se respeta se ataca, concluyó.

Aclaró, que no se trata de despenalizar el embarazo de forma general sino en las cuatro causales propuestas: Cuando la vida y la salud de la mujer corran peligro; cuando el embarazo sea fruto de violación sexual o trata de personas; cuando exista una malformación del feto que haga inviable la vida fuera del útero y para casos de violación contra un menor de edad o estupro (relaciones sexuales de adultos con menores de edad).

Valoró que el hecho de no despenalizar el aborto en sus cuatro causales es una falta de respeto y una violación a los derechos humanos de las mujeres, ya que ellas tienen que poder opinar sobre su propio cuerpo, y decidir qué hacer con su embarazo, siempre y cuando se encuentre dentro del marco de las causas que se establecen en el proyecto de ley que se está debatiendo en estos momentos. Enfatizo que no se trata de una despenalización discriminada, sino que se trata de causas muy concretas, que defienden el derecho a la vida de las mujeres y niñas.

Reiteró además, que la labor de los políticos no es buscar el enfrentamiento, la labor de los políticos es resolver los problemas de los ciudadanos, por lo que recomendó que se debe sentar a debatir con tranquilidad e intentar ser compasivo y ponerse en el lugar de esas madres que tienen en riesgo sus vidas, "hay que legislar de forma abierta para que todo el mundo encuentre su espacio en el marco de la Ley del país".


 

 

 

 fbvd  twvd ytvd 

ANUNCIO

BANNER WEB

 

 

DE INTERÉS

15 y 16 de junio se realizará Conferencia sobre Prosperidad y Seguridad

El Canciller de la República, Hugo Martínez, aseguró que el 15 y 16 de junio se realizará…