El Juzgado 4° de Instrucción dejó sin efecto el sobreseimiento definitivo decretado el 31 de marzo de 1993, a favor del Capitán Álvaro Rafael Saravia, único acusado del homicidio agravado en perjuicio de Monseñor Oscar Arnulfo Romero.

El caso del ahora Beato Romero fue aplicado dentro de la Ley de Amnistía, denominada “Ley de Amnistía de Consolidación para la Paz", aprobada mediante decreto legislativo número 486 de 1993. El Capitán Saravia obtuvo el sobreseimiento definitivo de forma automática.

El juez Rigoberto Chicas, en su resolución, consideró que es de carácter obligatorio que el juzgador acate la sentencia (en contra de la amnistía) y así garantizar los derechos fundamentales de las víctimas en aquellos crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra

“Es procedente oír la opinión de la Fiscalía, por considerar que el proceso fue iniciado de oficio sobre averiguar el asesinato de Monseñor Romero y, posteriormente, atribuido al capitán Álvaro Rafael Saravia y otros sujetos que según resolución judicial no han sido individualizados”, acota la resolución.

El juez hizo prevenciones que fueron subsanadas posteriormente, entre ellas se acreditara el parentesco de Santos Gaspar Romero Galdámez y Monseñor Romero, se informó que se incorporó al proceso la certificación de las partidas de nacimiento de ambos hermanos.

La investigación iniciales del caso fueron diligenciadas por el Juzgado 4° de lo Penal en el año 1980, el expediente consta de 15 piezas y el único acusado del asesinato fue el Capitán Álvaro Saravia.

El informe de la Comisión de la Verdad señaló como responsable intelectual del magnicidio de Romero al fundados del partido Arena y de los escuadrones de la muerte, Roberto d´Aubuisson.


 

 

 

 fbvd  twvd ytvd 

ANUNCIO

BANNER WEB

 

 

DE INTERÉS

15 y 16 de junio se realizará Conferencia sobre Prosperidad y Seguridad

El Canciller de la República, Hugo Martínez, aseguró que el 15 y 16 de junio se realizará…