Jaime Campos, comisionado del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP).Jaime Campos, comisionado del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP).

Las 262 municipalidades del país están obligadas a rendir cuentas sobre en qué invierten el Fondo de Desarrollo Económico y Social de los Municipios de El Salvador (FODES), aseguró Jaime Campos, Comisionado del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP).

“Toda vez que se trate de un recurso del Estado, un fondo público, está sujeto a la publicidad para que la población conozca el uso que se le da al mismo”, manifestó al ser consultado por Verdad Digital.

De hecho, dijo que la mayoría de comunas tiene deficiencia en transparentar información oficiosa, entre ellas el uso de recursos públicos. Señaló que del total de multas impuestas por incumplimiento a la información pública, el 58% corresponde a las alcaldías.

“En general, lo que hemos dicho es que las alcaldías se encuentra en varios escalones abajo en el nivel de implementación de la Ley de Acceso a la Información Pública… hay una obligación de rendición de cuentas y publicidad de la misma para saber en qué se utilizan los recursos del Estado”, agregó.

El Comisionado Campos vertió estas declaraciones en el marco de la  presentación del proceso de fiscalización que el IAIP realizará a municipalidades, con el objetivo de verificar las obligaciones derivadas de la Ley de Acceso a la Información Pública, su reglamento y lineamientos sobre publicación de información oficiosa, gestión documental y archivos.

“Este tipo de procesos de fiscalización nos ayuda a identificar cuáles son las falencias que tienen las municipalidades para acompañarles en esos procesos de cambio, pero necesitamos de la voluntad de las autoridades locales, de que se comprometan con el acceso a la información pública”, apuntó.

Ayer, el alcalde de Soyapango, Miguel Arévalo, aseguró que el FODES es para proyectos, no para salarios, aguinaldos y bonos, “esa es la confusión que hay, el 25% viene para gastos administrativos (que no necesariamente son salarios) y el 75% para obras; en los gastos administrativos va combustible, repuestos, no es cierto que va para salarios”.

Recalcó que “el FODES no es la orilla azul que viene a resolver todo”, por ello exhortó a los alcaldes buscar inversionistas e incentivar a la población a que pague sus impuestos.

También aseguró que parte de los atrasos que hay en la entrega de estos fondos obedece al bloqueo que ha emprendido el partido Arena en la Asamblea Legislativa, con el objetivo de asfixiar al gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén.