Foto VD/ Al centro, Arzobispo de San Salvador, José Luis escobar Alas.Foto VD/ Al centro, Arzobispo de San Salvador, José Luis escobar Alas.El Arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, encabezó este jueves una marcha por las calles de la capital salvadoreña, para presentar 39 mil firmas a la Asamblea Legislativa en rechazo a la exploración y explotación minera en El Salvador.

No a la Minería, Si a la Vida... exclamaban cientos de salvadoreños que marcharon desde tempranas horas de este jueves, desde el parque Bolívar hasta la Asamblea Legislativa. La misión de las comunidades y la iglesia católica era entregar a los diputados más de 30 mil firmas en rechazo a la explotación y explotación minera en El Salvador.

Esta no era una marcha habitual, ya que el principal protagonista en rechazo a la minería fue el Arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, quien junto al pueblo se sumó al clamor de muchas comunidades que se ven amenazas por los proyectos de muerte.

"Todos estamos pidiéndole a Dios para que se obre este milagro de proteger nuestro país de esa agresión tan grave como es la minería metálica", externó el prelado religioso, en el parque Bolívar, donde inició la marcha hacia la Asamblea.

Y agregó: “Bien sabemos la gravedad de la minería metálica, ésta pone en riesgo la naturaleza y la vida misma de las personas. Por tanto, todos vamos a sufrir si se autoriza la explotación minera”.

El Salvador está amenazado por la invasión de las compañías transnacionales Mineras Pacific Rim- Ocean Gold a las que gobiernos de Arena les dieron concesiones territoriales sobre más de 22 municipios, grave amenaza que ha sido reconocida por los grupos ecologistas, por instituciones de Derechos Humanos y juristas y la iglesia católica, explica la Mesa Contra la Minería Metálica.   

El Arzobispo de San Salvador ha reconocido el daño de la minería, por lo que presentó ante la Asamblea Legislativa una Propuesta de Proyecto de Ley, para que se decrete y se prohíba definitivamente la minería metálica.

A este esfuerzo se han sumado movimientos ambientales,  pastores, sacerdotes y la Universidad Centroamericana  “José Simeón Cañas” (UCA) quienes han reconocido los  efectos negativos de los proyectos mineros.

“Creemos que este tema de la minería es un tema clave, muy importante de cara a pensar un futuro para nuestro país diferente en el que no explotemos el medio ambiente, si no que lo cuidemos como la casa común donde todos témenos un especio para vivir y podamos dejar a las futuras generaciones un El Salvador donde sea posible la vida…la minería metálica es realmente catastrófica”, expresó el rector de la UCA,  Andreu Oliva.  

El arzobispo fue recibido por las diferentes fracciones de la Asamblea Legislativa, quienes se comprometieron ante el pueblo salvadoreño aprobar en lo brevedad posible un ley que prohíba de forma definitiva los proyectos mineros.