Magistrados de la Sala de lo Constitucional.Magistrados de la Sala de lo Constitucional.De un plumazo, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) apartó a su representante ante el Tribunal Supremo Electoral, el magistrado Ulises Rivas, a través de una medida cautelar. 

A las 4:45 pm de la tarde de este viernes, a través de su cuenta de Twitter, la Sala anunció la resolución que suspende del cargo al magistrado del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Ulises Rivas, por tener supuestos vínculos políticos.

Según los Acuerdos de Paz, firmados en el año de 1992, el TSE contaría con dos representantes de la Corte Suprema, con dos ternas propuestas por la Corte para que se eligieron a dos abogados. El magistrado Ulises mRivas fue electo de una terna de la Corte que le dio todos los avales y reconoció su competencia e ideneidad para el cargo.

Rivas mostró que no tiene afiliación política con ningún partido político, así lo afirmó el magistrado de la Sala Florentín Meléndez quien durante la elección del magistrado Rivas en la terna de la CSJ era Presidente de la >Corte en funciones: "La comisión eligió por unanimidad a tres personas que sí reunían satisfactoriamente los requisitos, a Apolonio Tovar , Germán Rivera y Jesús Ulises Rivas. Estos se acercan a los perfiles que exige la constitución: no pertenece a partidos políticos, idoneidad y su capacidad jurídica", aseguró Florentín Meléndez.

Contrario a esta afirmación, la Sala dictó una medida cautelar que inhabilita del cargo a dicho funcionario.

Ante esto, el magistrado del TSE, Ulises Rivas, afirmó que la decisión ya había sido anunciada por los magistrados de la Sala: "Los magistrados de la Sala están siguiendo una agenda política de los poderes económicos de nuestro país. Hace 40 años se cerró la oportunidad de luchar en las urnas, se cerró la oportunidad de votar. Está atentando contra el equilibrio democrático e ideológico del TSE".

En varias ocasiones, Ulises Rivas cuestionó que estos magistrados de la Sala intenten afiliarlo a la fuerza a un partido político, "puedo tener simpatía o amigos de algunos políticos, pero eso no me hace ser miembro orgánico de cualquiera de los diez partidos políticos (...), para afiliarse a cualquier partido político o gremio, uno debe de mostrar voluntad y no que lo obliguen o a la fuerza, por resoluciones arbitrarias”.

 Asimismo, Rivas enfatizó que la Sala al destituirlo ha cometido el delito de prevaricato.