Facitador de Naciones Unidas, Benito Andión.Facitador de Naciones Unidas, Benito Andión.El facilitador de la ONU, Benito Andión, designado por el organismo para lograr una segunda generación de Acuerdos de Paz, pidió a todas las fuerzas sociales, políticas y económicas del país "darle una oportunidad al ejercicio del diálogo".

El funcionario que regresó a El Salvador explicó que ya tuvo reuniones con todos los sectores nacionales y que definieron "los grandes rubros" como lo son los ámbitos económico y social "que son inescapables" para superar los problemas de nación que enfrentamos los salvadoreños.

Para Andión, la finalidad del diálogo debe producir cercimiento sostenible y dijo debe haber "consenso para los temas de más urgente atención, consenso en la forma de abordar su tratamiento y consenso en el análisis de los objetivos sobre los temas" de la mesa.

En su opinión, los salvadoreños "deben abordar y priorizar los temas primordiales y estar claros que algunas soluciones requerirán medidas de mediano y largo plazo" y ponerse de acuerdo cómo se financiarán y que para ello está el acompañamiento de toda la comunidad internacional.

Dijo no temer que la cercanía de dos procesos electorales del país generan impedimentos ya que pretende entregar el documento de la segunda generación en julio próximo. Destacó que gane quien gane las próximas eleciones no podrá escapar a los compromisos producidos en los nuevos Acuerdos.

"Hago un llamado a la madurez y cordura de los partidos políticos ante los problemas de la población", dijo Andión.

Señaló que ha visto buena voluntad en muchos sectores pero también reticencias y dudas y planteó "darle una oportunidad a este ejercicio (diálogo), darle el beneficio de la duda... tenemos todo el respaldo de las Naciones Unidas para hacerlo".

Andión dijo que busca dejar "con claridad las bases de una vía de ferrocarril sólida" para el futuro del país basado "en acuerdos mínimos que comience a generar confianza y la madurez política de aprovechar el diálogo".

"Jamás debemos cansarnos de dialogar. No creo que ningún ejercicio de diálogo sea inútil", aseguró.

Asimismo declaró que no es "buen momento" para pensar en una comisión internacional antiimpunidad (Cicies).