El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, con el director del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), Ricardo Cea, hicieron entrega de 43 nuevas ambulancias, que beneficiarán a 23 unidades médicas y 20 hospitales.

La entrega se realizó este jueves en las instalaciones del ISSS del municipio Soyapango.

El costo de esta adquisición es de $1 millón, 393, mil, 110.00, con lo que se espera atendedor a un total de 1.6 millones de derecho-habientes.

Las unidades cuentan con suministros eléctricos, barras de luces, equipos de emergencia, camillas, sirenas, radio transmisor, así como butaca de acompañante.

El acto de entrega fue oficializado por el presidente Salvador Sánchez Cerén y el director del Seguro Social Ricardo Cea.

Los Centros hospitalario beneficiados con esta nueva flotilla son 23 unidades médicas y nueve hospitales a escala nacional; 9 en la zona central, 13 en la metropolitana, 12 en la zona occidental, y 9 en la zona oriental del país.

“Con estas 43 nuevas ambulancias vamos a mejorar la atención a los derecho-habientes y dar un servicio de salud con mayor calidad y calidez, uno de los ejes centrales de trabajo de mi gobierno y del Seguro Social”, dijo el gobernante en la Unidad Médica Soyapango, donde se llevó a cabo el acto.

Al inicio de la administración del doctor Cea, se encontró una flota de 76 ambulancias de las cuales 15 fueron descartadas, porque su vida útil ya había caducado, quedando un total de 66 ambulancias en uso, en lo que va de la presente administración se han adquirido 51 unidades, es decir que ha registrado un crecimiento del 81%.

"Es importante destacar que, en esta oportunidad y en cumplimiento de la política institucional de austeridad, se han disminuido los costos en la adquisición de los equipos, gracias a que recurso humano interno realizó el ensamblaje de los accesorios a utilizar en dichas ambulancias", dio a conocer el doctor Cea.

El mandatario felicitó la iniciativa de las autoridades y del personal del Seguro Social de adecuar y equipar estas unidades en el país y no en el extranjero, ya que esto permitió un ahorro aproximado de $ 112 mil dólares, contribuyendo de esta forma a las políticas de austeridad y eficiencia en el uso de los recursos.