En su primer día completo en el cargo, el nuevo presidente francés Emmanuel Macron avanzó con rapidez en temas internos y externos, al nombrar el lunes al que será su primer ministro antes de viajar a Berlín, para reunirse con la canciller Angela Merkel.

El nuevo primer ministro ya cruzó en el pasado las líneas políticas tradicionales: alcalde por el partido Los Republicanos de la ciudad de Le Havre (noroeste) y próximo al ex primer ministro Alain Juppé. Philippe militó en su juventud en el ala socialdemócrata del Partido Socialista, antes de pasarse a la derecha.

La composición del nuevo Gobierno francés, que será anunciada probablemente el martes, supondrá un nuevo test de la recomposición política prometida por Macron, elegido con un proyecto "ni de derecha ni de izquierda" al término de una campaña que sacó a la luz profundas fracturas en el país.

Con la elección de este diputado de 46 años, que no pertenece al movimiento presidencial La República en Marcha (LRM), sino a Los Republicanos, Macron intenta atraer al ala más moderada del partido gaullista para lograr una mayoría en la Asamblea Nacional en las elecciones legislativas de junio, condición clave para poder llevar a cabo las reformas liberales y sociales que prometió durante su campaña.

En este sentido, el nuevo mandatario de Francia instó el lunes pasado a sus seguidores a ‘construir una mayoría’ en los próximos comicios legislativos, para luego enfatizar la necesidad de formar una “mayoría para el cambio".

Macron, que defiende la integración europea, fue elegido nuevo presidente de Francia tras ganar con contundencia la segunda vuelta de las elecciones, con más de 65 % de los votos frente al 34,5 % de Marine Le Pen, según datos facilitados por el Ministerio del Interior del país galo.


 

DE INTERÉS

Pobreza en 2016 disminuye en comparación a 2015

Estas mejorías serían generadas por mayores condiciones de vivienda y salud, servicios…

 

 

ANUNCIO

 

 

MÁS VIDEOS