Productores cañeros reivindicaron este jueves el derecho a recibir pago, beneficios o parte de las ganancias de los ingenios por el uso del bagazo y para ello propusieron a la Asamblea Legislativa reformas a la ley de Protección y Comercialización de la Agroindustria Azucarera.

El representanta de Asprocaña, Luis Bettaglio, reveló que al sumistrar la caña de azucar a los ingenios, en ese suministro "el bagazo de caña no va pagado" y le genera a los ingenios valores agregados, incluido la generación de energía que abarata los costos de consumo energético.

Atrás quedaron los tiempos en que el bagazo era considerado desecho y su almacenamiento un estorbo: la posibilidad de convertirlo en biomasa para generar electricidad lo hace un derivado tan valioso, como el azúcar o la miel.

Ante ello, los productores pretenden les paguen los derivados de la caña, entre ellos miel, melaza y el bagazo.

Bettaglio señaló que el Ministerio de Economía "siempre se ha inclinado a favor de los ingenios y piden modificación de la ley para que los ingenios paguen el bagazo de la caña a los productores".

Carlos Rivera, otro miembro de Asprocaña, indicó que "los ingenios han obtenido ingresos de más de 200 millones al procesar bagazo", por lo que piden una retribución".

"Nosotros queremos que la ley se modifique para negociar el valor del bagazo. El costo por traslado es muy alto, pagamos entre 13 y 14 millones al año en transporte, llevar la caña de la finca al ingenio" y eso no es reconocido, explicó.

"Los productores de caña sólo participan de los ingresos por producción de azucar y melaza. Los productores de caña sólo participan de los ingresos por producción de azucar y melaza", dijo el productor.

Según datos oficiales, entre 2010 y 2015 el bagazo generó unos 210 millones de dólares.


 

DE INTERÉS

Periódicos comerciales ocultaron rendición de informes del Gabinete de Gobierno

La semana anterior, la Asamblea Legislativa recibió los informes de trabajo del Gabinete…

 

 

ANUNCIO

 

 

MÁS VIDEOS